PARANOIA A PEDAL

lunes, 7 de diciembre de 2009

Me fastidian (VII)



Últimamente no me fastidiaban muchas cosas de manera excesiva, o probablemente andaba muy distraída, pero hoy mi fastidiómetro alcanzó una escala de 9 sobre 10 con un sólo hecho pelotudo, protagonizado por mí y por una pelotuda de tantas que andan sueltas por ahí impunemente.

Por si no lo saben, Señorita Bipolar trabaja alegremente en un hostel hablando idiomas extraños y sonriendo hasta para alcanzarle un vaso a alguien y obviamente con tanta gente que entra y sale siempre aparecen fieles especímenes de idiotez humana cosmopolita.
Resulta que aquí pulula por todas las instalaciones una gata gorda y medio insulsa llamada "Mochila" que me da pelota solamente cuando quiere que le de comida, pero como fiel adoradora de los animales que soy, le tengo un afecto inconmesurable (no sé exactamente qué significa eso, pero queda bien).
Recién mientras miraba "Ciega a citas" por internet en medio de una apacible noche -ya que hoy hay muy pocos huéspedes- sale de su habitación un monstruo fémino procedente de Brasil o Chile con una gran cara de culo (y gran cara, debido a su enorme cabeza) diciendo "Tengo un problema, soy alérgica a los gatos" mientras miraba a la pobre y hermosa Mochila con cara de espanto.
Mi única reacción fue la que vino a mi mente: decir "uhhh que mal" y seguir mirando el monitor, pero la idiota insistió en que le de una solución
Yo -"Ok, encierro a la gata en el bar y listo" [si total ahora te vas a dormir, estúpida]
Gorda fea -"Pero la tienen que mantener alejada de mi..."
Yo -"Por eso, la encierro en el bar" [si no entendés te lo digo en otro idioma, para hablar raro me pagan]
Gorda fea -"No se me tiene que ni acercar"
Yo -"Si la encierro en el bar no va a salir, además de día ni está en el hostel" [a ver...los felinos son mamíferos cuyo sistema de locomoción les permite acercarse a donde se les antoje sus cuatro patitas...o sea, cuando al león se le antoja aproximarse a la cebra ésta última no salta pidiendo al resto de las cebras que alejen al león sinó que huye sin chistar -ergo- hasta las cebras tienen mas sentido común que vos]
Gorda fea -"Le tenés que avisar a los demás que la mantengan alejada de mi, es responsabilidad tuya (¡en tono cuasi-amenazante!)
Yo -"Les aviso [Claaaaaaro, siendo las dos de la mañana voy enseguida a llamar por teléfono al dueño del hostel sin tener en cuenta que debe estar durmiendo o teniendo una vida -cosa que vos no tenés y se te nota- para decirle que una descerebrada que está pagando 7 miserables dólares la noche pretende que por poco sacrifiquemos a un animalito indefenso en nombre de su alergia psicológica]

A ver, antes de que algún alérgico salte a defender a esta tipa identificándose erróneamente: Entiendo que debe ser feo tenerle alergia a algo cotidiano, yo de hecho tengo una fobia muy ridícula a algo muy común que hay en casi todas las casas del planeta -y no voy a decir qué es- pero aun así me hago cargo de que el problema es mío, de que en la escala evolutiva humana no estoy en la cima precisamente, y trato de alejarme yo misma de "eso" o evitarlo. Si en vez de fobia directamente "eso" o cualquier otra cosa o hermoso ser vivo ronrroneante me causara alergia, preguntaría antes a cada lugar donde planeo ir, si mi objeto de horror se encuentra ahí, ya que no todos los hostels tienen un gato de mascota, ¿no?.

Por otro lado, no estoy haciendo una reflexión producto de mi estrambótica inteligencia: estoy diciendo algo de sentido común, instinto de supervivencia, pautas de convivencia básicas. Si algo inevitable de un lugar me molesta, colaboro con aportar una solución o simplemente me marcho en paz, NO le rompo las pelotas a todos los empleados para que estén atrás mío las 24 horas del día (y mucho menos haría sufrir a un animalito encerrándolo), y en el caso de me guste avasallar a la gente, me hago amiga de Paris Hilton y le pago mucho dinero a unos cuantos pelotudos para que me cumplan los caprichos sin decir ni mú.
Pero a los giles resentidos y con problemitas raros les encanta llamar la atención, aman molestar, hacen un culto a su ridiculez ¿por qué no hacen un aporte a la humanidad suicidándose en masa?
No, Nietzsche, la pifiaste con tu filosofía del Superhombre del futuro, acá lo que sobran son los "Infrahombres" (giles, bah...)




miércoles, 7 de octubre de 2009

Giles de la calle


Escena: Olivia y Srita. Bipolar caminando por las calles de San Cristóbal, Olivia devorándose media pizza adquirida en Ugi´s. A unos metros por la misma cuadra dos hippies con cara de rastafaris (o sea, de pajeros) haciéndose los que tocaban la guitarra en un escalón, Srita. Bipolar despidiendo rayos de desprecio hacia tales ejemplares, Olivia concentrada en su pizza.


Uno de los nabos: -Chicas, ¿tienen fuego?

Srita. Bipolar:
[pensando: que le diga que no, que le diga que no]

Olivia:
-rrrsí (debido a que tenía la boca llena)

Uno de los nabos:
-¿puedo sacarte un pucho también?...es que tengo una tuca allá (diciendo la palabra "tuca" con excesiva firmeza) y mejor si la prendo con un cigarro...(mientras, el otro nabo miraba con cara de boludo)

[¡Argggh! ¡esta gente siempre pero siempre tiene que sacar ventaja doble! manguear un cigarrillo con la excusa mas barata del mundo y de paso tratar de tentar a las hembras con un porrito para ver si las boludas les hacen compañía, ¡por favor! preferiría comer mondongo con la mano y escoltada por la Tota Santillán, gil]


Olivia: (dándole el cigarrillo con cierto fastidio, sin omitir palabra, deglutiendo el enorme bolo alimenticio)

Uno de los nabos: (en un patético intento de entablar conversación ya que la burda técnica del porrito no le funcionó) -¿vienen de la facultad de psicología?

[¡claaaaro! como Olivia estaba vestida de colores llamativos por consiguiente estudia psicología, claro...ni un primate de la selva amazónica tendría un razonamiento tan básico como el de este salame]


Olivia: (expresando un "no" con un movimiento de su cabeza, ya que había introducido más pizza en su boca)

Uno de los nabos:
Chauuuuu

Olivia y Srita. Bipolar:
(silencio)

Srita. Bipolar:
-tengo que postear esto en mi blog...

lunes, 21 de septiembre de 2009

Me fastidian (VI)


-La impuntualidad.
-Aquella vecina siempre presente en todo edificio la cual “casualmente” se asoma cuando una abre la puerta (antes pensaba que ese tipo de viejas hacían eso para chusmear y tener material para criticar…pero mi mente se ha iluminado sosteniendo la nueva teoría de que lo hacen para babosearse con el novio, marido, chongo, etc de una).
-Darme cuenta de que alguien me está por mirar el culo y luego voltear para ver la cara de decepción del mirón en cuestión.
-Telefónica de Argentina con sus robos de guante blanco.
-Los energúmenos que se la pasan hablando de la “inseguridad” en la calle sin querer darse cuenta de que quienes nos roban diariamente (¡y literalmente!) son las empresas con sus cobros inexistentes (ver ítem anterior…), el gobierno en todo sentido, los mafiosos del campo aumentando el precio de los alimentos, etc.
-Los rastafari: acabo de darme cuenta de que me fastidian más que los hippies de mierda.
-Billordo con su carga de mediocridad sin límites.
-La gente que come postrecito Ser en vez de una manzana.
-Los mozalbetes que adoran irse a la costa en verano con sus amigotes, peor si se van a San Bernardo, peor si dicen “me voy a Sanber” y mucho peor si lo anuncian por Messenger.
-Ya lo he dicho varias veces: Los malnacidos que se meten en la fila de “pago exacto” del subte y se ponen a buscar las monedas recién cuando llegan a la ventanilla retrasando todo. Realmente me dan cada vez mas ganas de tirarles una camada de rottwailers mercenarios encima.
-Las mamás primerizas que -como se llevan como el culo con el padre de la criatura- hablan obsesivamente de su retoño y lo llevan de acá para allá como si fuese una cartera.
-Los kiosqueros que te quieren cagar 10 o 20 centavos (no cuando puede ser un error, sino que te das cuenta de que te quiso cagar)…¿pretenden hacerse millonarios con esa avivada?. Si sos chorro andá a afanar a la calle y no labures en un kiosco, imbécil.
-El 90% de la gente que estudia Artes. Si estudiaran y listo, todo bien...el problema es cuando se ponen a "crear" y piensan que son "reee flasheros" por haber hecho algún mamotreto grotesco y sin sentido con un pedazo de arcilla.

lunes, 14 de septiembre de 2009

El mundo contra mí (I)


Las viejas vestidas de negro están en contra de mi existencia, ya es ley:

9.00 am del domingo
Hacía una hora que me había despertado y no me podía dormir mas, mi amado dormía como un lirón así que decidí bajar a comprar un sachet de leche para desayunar nesquick. Obviamente todo estaba cerrado menos el Coto y hacia allí me dirigí.
Una vez seleccionada la compra, fui hacia las cajas y las encontré extrañamente llenas de gente teniendo en cuenta que era un domingo a primera hora, todas llenas menos la de "prioridad a discapacitados, ancianos y embarazadas" en la cual solo tenía una señora adelante. Formé fila y me quedé pensando "¿y si justo viene un anciano, un discapacitado o embarazada y le tengo que ceder el lugar?" y sí...claro, son cosas que pueden sucederle a cualquiera en mi lugar, que venga un anciano por ejemplo. Pero como se trataba de mí, me tenía que suceder que justo venga la mujer mas anciana del mundo cargadísima de cosas...esa señora no sé que edad tendría pero seguro que podría ser la madre de Mirtha Legrand, encima era siniestra: escaso pelo blanquísimo, cara de pasa de uva pálida, ojeras violetas que parecían piñas dadas por un boxeador y con un saco del siglo XIX completamente negro ¡ah! y en vez de portar su compra directamente dentro del carrito de Coto, llevaba todo dentro de un changuito floreado que a su vez había colocado dentro del carrito a modo totalmente mamarrachesco.
Lo peor de todo fue que en el tiempo que transcurrió entre que la cajera le hizo señas para que se aproxime -suspendiendo la caja- y que la señora pudo llegar (a una velocidad aproximada de dos metros por hora), podría haberme cobrado mi leche y las abundantes compras de la persona que tenía detrás que a su vez podría haber pagado con una tarjeta de crédito -de esas que cuestan que el aparatito lector identifique y atrasan toda la fila- y aún así la señora mas anciana del mundo todavía no hubiese estado ni cerca de la caja.
Encima la tarada de la cajera le ofreció donar su vuelto para la fundación Favaloro, ¡por favor!.

9.00 pm del mismo día
Esperando el subte de la línea A con mi susodicho, vimos a una linyera completamente de negro que me dio miedo, y no porque me den miedo los vagabundos (de hecho, vivo en un barrio en el cual hay tres linyeras por baldosa) sinó porque ésta realmente tenía "algo" que me dio escalofríos.
Una vez dentro del subte, la extraña mujer comenzó a sacar cosas de su bolsa y ofrecerlas a cada pasajero, se trataba de revistas viejas que seguramente había encontrado en la calle. "Que no venga acá por favor" le susurré a Juanito pero no sólo vino sinó que se ensañó conmigo "no, gracias" le dije varias veces a la bruja y sin embargo me insistía encajándome las revistas en la cara. Atiné a mirarla para decirle un "NO" firme y definitivo pero ese "algo" que tenía ese demonio me impedía mirarla a los ojos, se me corría la vista sola, se sentía mucha mala energía.
Al fin se fue para seguir molestando a otros pero antes dijo algo en voz baja que no se le entendió... ¿una simple puteada? no sé, Juanito dice que me echó una maldición y aunque trato de no creer en esas sandeces hoy me levanté de mal humor, mi gato huye de mí y tengo un dolor de cabeza que no se me quita con nada.
¿Y si me baño con vinagre? Escucho propuestas.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Giles de la noche


Tres ejemplos por los cuales no soy muy aficionada a salir e interactuar con lo que se supone que se denomina "gente":

Año 1998, cumpleaños de 15 :
Había caído con unas amigas al cumpleaños de 15 de una amiga de ellas a la cual no conocía, y del resto no conocía a nadie ni de vista, y eso que cursábamos en el mismo colegio.
me aburría,
no había alcohol,
lo único que escuchaba en ese entonces era grunge y ahí lo único que pasaban era cumbia.
Un pibe mas feo que un cuco recién levantado de la siesta se me puso a hablar y yo lo escuchaba -puesto a que prefería escuchar su chamuyo antes que la cumbiancha- y luego de unas horas el hermano de mis amigas nos llevó a todos en auto para depositarnos a cada uno en nuestros hogares (el cuco también iba). Mi casa fue el primer destino.
Un par de días después mi padre, con cara de afligido, me notificó que tenía una carta en el buzón dirigida a mi nombre...sí una carta, una epístola, en esos años nadie usaba el e-mail para comunicarse. Encima la había abierto y leído.
Se trataba de una hoja tamaño A4 que constaba de una asombrosa sanata de sandeces tipo "apenas te vi me enamoré, sos hermosa, te amo bla bla" y firmado..."El Cuco" (obviamente no se llamaba así, aunque hubiese sido coherente para advertir al mundo de su fealdad). Fuckin´shit, encima mis padres -a juzgar por sus caras- estaban maquinando seguramente con que yo andaba seduciendo sátiros por ahí (son las personas mas alarmistas que conozco).
A la semana, en clase de historia la profesora delante de todos mis compañeros me comunica que El Cuco era alumno suyo y le pidió que me dijera que estaba enamorado de mí (¿acaso se habrá pensado que su carta se la comió mi perro?). Mis compañeros se me cagaron de risa...y nunca mas asistí a una fiesta de 15


Año 2001, fiesta berreta de hippies sin sentido alguno:
Con mi grupo de amigas de ese entonces siempre salíamos a donde a Lu se le cantaba, ya que nos daba cosa que fuese la única "soltera" de todas y no nos costaba nada dirigirnos hacia los lugares que frecuentaban sus especímenes favoritos (hippies olorosos en su mayoría).
El repertorio era siempre el mismo: Manu Chao y Kusturika...ok, es movediza la música, pero ¡horas y horas de lo mismo!, al rato todas nos sentábamos donde podíamos mientras Lu seguía bailando como enajenada tratando de levantarse un chongo. En eso se nos acercan unos flacos que hablaban raro tratando de establecer comunicación, eran chilenos y la verdad que entiendo mas japonés que ese tipo de castellano...¿como diablos puede ser que exista una variante de nuestro idioma compuesto en un 80% por la letra "I"? "Holaiiiii como andaiiiii". Loco, supuestamente leen los mismos libros que acá, aprenden las mismas reglas gramaticales que acá, en la primaria escriben el mismo "eme-a-má" que nosotros y aun así veo que sus bocas emiten sonidos pero no entramos en el mismo canal comunicacional, ¡me irritan!. Uno se me puso denso y le dije "flaco, disculpá pero no entiendo una mierda de tu idioma" ¡Para qué! Al tipo se le inyectaron los ojos en sangre, sacó su nacionalismo de adentro, infló el pecho y
comenzó a gritarme "¡Nazi, nazi!" mientras me señalaba con el dedo ante las miradas atónitas de todos los hippies. Con mis amigas le decíamos "shhhh callate" y mas le decíamos, mas se enloquecía "¡Discriminación! ¡Nazi!". Nos tuvimos que ir...


Fin de semana pasado, Salón Pueyrredón:
Todo transcurría con normalidad, estábamos ahí con Caro y nos encontramos a un pibe que conocíamos. Bailamos, la música zafaba y yo ya me estaba percatando que dos giles nos miraban (dicho sea de paso aseveré su nivel de idiotez a priori por el hecho de que ambos usaban lustrosísimos mocasines con una vestimenta que no tenía nada que ver, en un lugar que no tenía nada que ver). El impulso sociabilístico y desinteresado de Caro la llevó de repente a entablar conversación con ellos y volvió lo mas feliz contándome que le habían dicho que mas que "una chica de provincia" parecía una "porteña agrandada"...así que cuando uno de ellos -que era flacucho con cara de pajarraco- se me acercó a hablarme, le dije

Yo: -ahhh qué feo lo que dicen de mi amiga eh (tengo que aprender a no hablar con ningún desconocido, menos si usa mocasines)
Pajarón: -jaja nahhh (haciéndose el cheronca) lo que pasa es que cuando la gente de provincia viene a la capital empieza a actuar exageradamente (WTF????)
Yo: -chabón, yo también soy de provincia y te aseguro que la tienen mas clara que muchos giles de acá

Entendió el mensaje y se retiró, pero esto no termina acá...
Como una hora después me volvió a merodear y a hablarme mientras yo bailaba y no le daba pelota, hasta que empezó a contarme algo de la historia de Irlanda y ahí paré la oreja porque no podía creer la sarta de falacias que contenía su relato digno de folleto de San Patricio leído en plena borrachera (gracias, Juan), entonces lo corregí y quise instruirlo un poco sobre los acontecimientos de dicho país, pero no...de una manera muy parecida a mi relato anterior, el tipo se transformó en Mr. Hyde y me gritó:

Pajarón: -¡¡¡¡¡Qué idiotaaaa que sos!!!!!!
Yo: (con cara de emoticón asombrado) -cheee, pará flaco, no me grites...
Pajarón: -ay, no te estoy gritando, mi amor (¿ehhhh? ¿mi amor?)
Yo: (con mi mejor cara de asco) -no soy tu amor, gil
Pajarón: -estúpida, sos preciosa pero sos tan ignorante que vos tampoco podrias ser mi amor, es mas, vos te enamorarías de mí (jaja, contate otro, papafrita)

Ahí tuve un estallido incontenible de sincera risa, le miraba la cara de plumífero furioso y trataba de relacionar semejante mamarracho con alguna idea de amor y me era imposible, lo cual me provocaba mas gracia. Con su soberbia derrotada, se retiró de escena pero yo ya estaba aburrida, era tarde y me quería ir por lo cual me acerqué a Caro para comunicárselo. Estaba haciendo sociales con el otro impresentable, el cual también se enojó al escuchar que nos estábamos por ir y se puso pesado. Y por detrás me apareció nuevamente el plumífero resentido diciéndome "tarada, estúpida" mientras yo trataba de conversar con mi amiga. A la misma vez que empujaba al idiota, Caro le dio una cachetada al otro idiota (le había dicho que antes de irse "la iba a partir contra el sillón") y nos fuimos.

A partir de ahora voy a llevar gas pimienta para rociar al primer mamotreto que diga giladas y chau pichi, me hartaron...

jueves, 27 de agosto de 2009

Los despreciables


Vino el calorcito primaveral y todas las féminas del mundo blogger andan posteando cosas sobre hombres, así que para no quedarme atrás expongo un listado de aquellos caballeros que me dan asco:


- Los que quieren comprar a las mujeres por el lado sensible de manera hipócrita mediante boludeces tales como "a mi lo físico no me importa para nada" (qué lástima, justo Jessica Cirio ayer me dijo que te quería dar, pelotudo) "yo no puedo estar con una mujer si no estoy enamorado" (pero se te nota en la cara que estás tan alzado que saldrías hasta con la bruja de Blair, salame) "quiero encontrar a la mujer de mi vida" (¿acaso sos especial por pensar eso? todos queremos a la persona de nuestras vidas, ordinario).
- Los que usan pantalones "tipo charro" (dícese de los jeans color jean, rectos, insulsos, como los que usan los señores de 50 años para arriba) y peor aún si en vez de "jean" los llaman "vaqueros"...¡puaj!
- Los que dicen escuchar todo tipo de música (mucho FM Hit escuchó).
- Los cobardes.
- Los que llaman "salir de joda" a todo, hasta a ir un jueves a un bar con los giles de sus amigos y volver tempranito porque al otro día hay que laburar.
- Los que nos dicen a las minas raras que somos raras, o que estamos "loquitas" (y nadie les avisó que también somos antipáticas).
- Los que creen que por salir con zapatos (de esos zapatos sin onda) en vez de zapatillas están bien vestidos y se ganan a la minita seguro.
- Los que quieren comprar a las mujeres mediante la escritura de poemas (aún si es buen poeta...el hombre tiene que tocar la guitarra y hacer dibujos raros, no escribir boludeces en prosa).
- Los que basan su chamuyo en exaltar la belleza de la dama (ya sé que soy linda, pero le dijiste lo mismo al bagarto aquél hace media hora) o su inteligencia...justo cuando la dama en cuestión dijo algo muy boludo y lo sabe.
- Los infieles.
- Los buenudos/complacientes.
- Los manipuladores.
- Los que le dicen a la dama que quiere iniciar una relación con ella y dos minutos después le cuenta que para el año que viene planea irse a vivir solo en Waikiki y subsistir de la caza de cocodrilos.
- Los que le dicen a la fémina que después la llaman y no lo hacen, peor si ella se da cuenta de que lo hace a propósito, e irritante si realmente "se colgó" (y se cuelga siempre).
- Los que se parecen a mi papá.
- Los que no tienen nada en común con mi papá.
- Los que dicen "yo soy feo..." esperando que una les diga "ay no! vos sos lindo". Me gusta que se la crean un poco, che.
- Los que se piensan que le van a llegar al corazón a la mujer diciéndole "te quiero"...cuando apenas se conocen hace un día...(esos no quieren ni a la madre).
- Los que regalan flores/peluches (¡eso no se come!).
- Los hippies, los chetos, los góticos y demás tipologías grotescas.
- Los que tienen muchas ñañas con la comida (me generan desconfianza).
- Los depresivos/pesimistas que les gusta sufrir.
- Los que dicen que todas sus ex son mentirosas/infieles/locas (y si una investiga un poquito resulta que son todo lo contrario).
- Los que hoy en día son los mejores amigos de sus ex (claro, cerrá la puerta y abrí un ventanal de quincho).
- Los que hacen culto de alguna droga.
- Los que les gusta "lo difícil" (lástima, para vos no soy difícil...soy imposible).
- Los que se hacen los difíciles como si fuesen minitas o Brad Piss.
- Los que se hacen los intelectuales y son meros intelectualoides de pacotilla que generalmente estudian en Puán.
- Los que dicen "bombón", "bonita", "niña" (estos son manipuladores), "bebé" (peor si abrevian "BB")


¿Y las características que -por el contrario- me gustan?: ¡Las del flaco que adoro! (salamera de mierda...)

miércoles, 19 de agosto de 2009

Locos por el fútbol


Considerando que mi post anterior -en el cual hablé de algo mas o menos en serio- al parecer generó poco y nada de interés en la vida de los transeúntes de los blogs, procederé a relatar alguna boludez a ver si así consigo arengar a las masas:

A principios de siglo (o sea, año 2000) empezaba a salir con Fernández, con el cual estuve durante los cinco años sucesivos en los cuales todo se fue yendo progresivamente al cuerno derivando mucho tiempo después en esto.
El muchacho en cuestión padecía de dos males principales que podrían haber sido virtudes si no fuese porque los padecía en exceso:
- Tenía un carácter de mierda
- Era loco por River Plate

Una noche se me ocurrió ir a su casa (era la tercera o cuarta vez que iba a su morada, hacía poco que lo conocía) justo cuando estaba terminando un partido así como re importante (copa libertadores o algun otro torneo sin sentido) en el cual River había perdido alevosamente. Desde ya el hecho de que me haya abierto la puerta su hermano -que era de Independiente- en vez de él, vaticinaba que algo raro estaba a punto de suceder...
Lo encontré en el living, de pie, delante del televisor, con sus ojos sumidos en el vacío y los puños apretados...saludarlo fue casi como saludar al aire. Acto seguido se retiró de la habitación, lo cual me hizo suponer que había ido al baño o algo así pero no, demoraba demasiado tiempo así que decidí buscarlo por toda la casa (que era bastante grande).
Al llegar a la cocina coméncé a escuchar fuertes ruidos que provenían del jardín, así que salí afuera movida por la curiosidad ¿y qué me encontré? ¡al que era el príncipe azul de mi tierna adolescencia revoleando y pateando reposeras como un psicótico en pleno ataque de desenfreno! Lo mejor de todo fue que llegué justo a tiempo para presenciar una escena casi tan grotesca como los papelones en la vía pública que suele hacer mi vieja cada tanto: en medio de la enajenación del muchacho justo a la Chancha -su pequeña perrita salchicha ciega de un ojo- se le ocurrió pasar por ahí lo mas campante y la ligó...el cavernícola la levantó del suelo y la revoleó por el aire, haciéndola aterrizar dentro de la pileta pelopincho ¡pobre animalito, quedó nadando al mejor "estilo perrito" sin tener la culpa de nada!.
A causa de ésto pegué un grito (él no me había visto hasta ese momento), entonces Fernández giró hacia mí y con los ojos inyectados en sangre y haciendo movimientos raros con los brazos comenzó a emitir unos ruidos guturales tipo "arrrrghhfffssskkk"...por favor imaginen la escena...ese era mi novio.
Espantada me retiré de la vivienda y me tomé un remís hasta mi casa. Para mí eso significaba una ruptura definitiva, tenía miedo de que algún día me pegue o algo así, lógico. Pero no, al rato me llamó por teléfono preguntándome por qué me había ido y llorando le corté varias veces hasta que al día siguiente me pidió perdón y aflojé...aflojé durante cinco años mas...en los cuales por suerte jamás emitió ningún acto de violencia hacia mi persona pero se la pasó pateando árboles, estrellando vasos y espejitos contra la pared y gritándole a las mascotas.

Tras la ruptura definitiva de esa relación había quedado traumada con respecto al fútbol y lo primero que hice fue salir siempre con chicos a los cuales no les gustaba dicho deporte, por lo cual también me traumé y llegué finalmente a esta sana conclusión: "El fútbol es un deporte estúpido que consiste en varios tipos corriendo una pelota y unos cuantos giles que los miran y sin ningún motivo aparente se emocionan y arengan por un equipo cual enajenados...pero los que no lo miran son todos putos"

lunes, 10 de agosto de 2009

La odisea continúa


¿Creían que el terror terminaba con una dolorosa extracción sin anestesia? Pues no, la cosa siguió así:
Esa noche y el día siguiente sucedieron con una aparente recuperación mediante antibióticos y analgésicos que calmaban un poco pero ni una milésima parte de lo suficiente, a lo cual se sumó unas líneas de fiebre que me llevaron a recurrir nuevamente al consultorio del terror para que alguien solucione o me explique o algo. Me atendió esta vez una odontóloga y efectivamente encontró infección porque según su criterio el dentista-carnicero tendría que haberme dado otra puntada más, pero sostenía que el hecho de que no me haya hecho mucho efecto la anestesia es algo raro pero que a veces pasa. Embebió una gasa en una solución amarillo fosforescente con gusto a diablos y la insertó bien adentro de mi encía, hasta el hueso -cosa que no me dolía pero me generaba una extraña molestia- y supuestamente dos días después debía volver para que me la cambie y santo remedio. Pero no.
Veinticuatro horas después amanecí con un dolor insoportable y sorda de un oído, corrí a mirarme al espejo y no solo la gasa se había salido sino que sobre mi encía asomaban huesos. Velozmente volví al lugar para que me reparen, me maten o para matarlos y ahí es cuando me topé con la recepcionista mas estúpida del mundo. "¿Huesos? ay nena, eso es imposible, deben ser encías duras". Maldigo que no podía hablar mucho ni tenía fuerzas como para pegarle una merecida piña a la vaca ojerosa bruta a la cual le estaban pagando un sueldo para llevarme a máximos niveles de irritación, lo único que pude hacer fue exhortarla a que inmediatamente me atienda alguien, cosa que hizo mirando para arriba como si yo estuviese loca.
Finalmente otra dentista me mira la boca y me dice lo más tranquila "ah si, tenés el maxilar expuesto" ah si, el cielo es azul, el pasto es verde y yo tengo el maxilar expuesto y la vida sigue con normalidad...casi lloro, pero me la banqué y me sometí a la solución. Nuevamente anestesia (que esta vez me hizo efecto lo mas bien...), apertura de las heridas semi cicatrizadas, carnicería y a limar el maxilar con el torno y una especie de mini-espátula, al son del "crac-crac" que hacían mis huesecitos al partirse.
Fui hacia mi casa con media cara hinchada como Quico mientras me chorreaba sangre y la gente me miraba con expresión bovina y decidí dirigirme a la guardia de un hospital para tener otra opinión y que de paso me dijeran si lo que me habían hecho era mala praxis o mala suerte. Me acompañó Juanito (que me acompañó en todo momento aunque haya dicho en el post anterior que no me dio bola, je) y nos clavamos como una hora en la guardia hasta que me atendieron y explayé todo mi relato con lujo de detalles para obtener el veredicto final: "Te hicieron bien las cosas, se te complicó la recuperación pero es normal que pase", lo cual me generó alivio por un lado aunque por otro lado tuve que despedirme de la idea de ganarle juicio al dentista y terminar conduciendo una ferrari con Oggi Junco de acompañante (y con media cara menos, onda mutante).
Hoy tengo dentista de nuevo y si bien sigue doliendo como el demonio al menos puedo consumir alimentos casi sólidos y en vez de tener en la boca un hoyo donde asoman huesos, tengo una baba viscosa que supongo que me está cicatrizando o algo.
También me pasó que comré pilas para la cámara en el supermercado chino y vinieron falladas, y el chino malo con campera de cuero no me las quería cambiar por nada del mundo como si por los seis pesos que me salieron, él pudiese comprarse arroz de por vida. De tanto insistirle me las cambió pero le dolió en lo mas recóndito de sus sentimientos -o lo que debe ser "sentimientos" para un chino malévolo-. Ahora cada vez que voy me mira de reojo, no vaya a ser que le afane un pan lactal.

martes, 4 de agosto de 2009

Premio a odisea del año


Hacía un tiempo me había hecho un tratamiento de conducto y debido a que mis muelas son una caca y mi inconsciente es tan hijo de puta que me hace chillar los dientes mientras duermo, se me infectó.
En un principio iba a ir al hospital de odontología, después de todo, ya he tenido dos extracciones antes y sabía que no era nada tan terrible y podría hacerlo en un lugar público perfectamente, pero me hinchó un poco las pelotas eso de andar esperando número para el diagnóstico, hacer cola desde la madrugada para turno y todo ese martirio burocrático totalmente al pedo (que estoy segura de que está hecho así a propósito por cuestiones de lucha de poderes, pero esa es sólo una teoría conspirativa mia que no viene al caso), así que un día paseando por mi barrio vi un centro de salud bucal y entré a ver qué onda. El ambiente era tan cálido y me atendieron tan bien que decidí sacar turno para realizarme la extracción al día siguiente. Después de todo soy la reina de Inglaterra y merezco trato como tal...Error.
Llegué, me acomodé en el hermoso consultorio blanco Ala con su sillón de dentista cool y luces bonitas y el simpátiquísimo señor dentista comenzó a aplicarme anestesia con la delicadeza de una princesa. Pasa un rato:
-¿Se te durmió?"
-No
Pasa otro rato:
-¿Ahora debés tener toda la boca dormidita no?
-Ehmm...no...
Pasan como 20 minutos:
-¿Y hora?
-apenitas, solo un poco (algo andaba mal)
Entonces el señor procedió a aplicarme mas anestesia, pasándose incluso de la cantidad correspondiente a mi peso y estatura. Al rato:
-Con esto ya debés andar mas que bien
agarró la pinza y procedió a forcejear, sentí cómo se aflojaba y elevaba unos milímetros hasta que ¡Arrrghhhhhhhhhh! el dolor físico mas grande del mundo imposible de imaginar para mi hasta ese momento invadió todo mi ser abruptamente. Anteriormente me he sacado muelas, me ha dolido y mucho, pero esto fue algo que no me alcanzan las palabras para describirlo, una milésima de segundo más que soportaba ese dolor y me desmayaba, esa era la sensación.
Lo peor fue que ese señor que me estaba abriendo las puertas del infierno, que había estudiado una carrera y tenía un consultorio todo lindo, que me había dejado hasta ese momento la mitad de mis raíces a la interperie, se puso pálido como Marilyn Manson y no sabía qué carajo hacer ante semejante situación.
-No sé qué hacer, si te pongo mas anestesia para terminar es muy peligroso porque ya te puse más de lo que puedo...te podría recetar un medicamento para que compres ahora así no se te inflama y te venís mañana de nuevo y probamos de nuevo con la anestesia...no entiendo por qué no te hace efecto...es la primera vez que pasa...-
Whatttttttttttttttttttttt?????????????? Hijo de remil putas culeadas por la Tota Santillán! ¡¿Me ibas a dejar que me vaya a mi casa con la mitad de las raíces de mi muela al aire, la puta que te parió?! ¡¿Encima para volver a aplicarme la anestesia como el culo al día siguiente?!
Empecé a tener palpitaciones, tuve mucho miedo...se me venían a la cabeza imágenes de la película "Saw" por momentos, la desesperación... Luego de insultar al incompetente tomé la única decisión que podía:
-Prefiero que me la saques sin anestesia antes que irme con las raíces al aire, me la banco-
Bueno, el resto de las tres horas que acontecieron posteriormente de hecho, fueron como "Saw" pero en la vida real. Una carnicería de dolor que me llevaba a largar terribles aullidos y dar patadas al aire mientras el incompetente sudaba la gota gorda. Prueben ustedes lectores ir a sacarse una muela sin anestesia y solo así comprenderán el martirio que pasé...
Tan fuckin´vulnerable me sentí que pedí que llamen a mi papá, definitivamente quebré y no solo físicamente. Yo que siempre me las arreglo para todo y minimizo mis problemas (ante los demás) me sentí super frágil y quería a mi mamá y mi papá, de los cuales solo mi papá podría venir porque estaba trabajando cerca. Me imaginé que podríamos comer helado juntos y que se quedara a cuidarme esa noche y me hiciera chistes malos como a veces suele hacer. Pero no.
Vino a buscarme, pero todo fastidiado, suspirando. Ni me miraba, se quería ir. Vino un rato a mi casa y se puso a criticar que el balcón estaba desordenado y que con ese desorden yo debía ser una infeliz. Prácticamente lo eché y no opuso resistencia, se hizo el desentendido y se marchó. Y estoy llorando re fuerte hace horas por eso, y porque me duele la herida también aunque haya tomado un montón de pastillas e incluso haya ido a la farmacia a que me pinchen el culo con un antiinflamatorio.
Encima el flaco con el que ando no me dio mucha bola al respecto y no sé que pensar así que pensaré mañana porque hoy estoy enloquecida en serio y encima con un dolor del diablo y dos traumas más gratis (el recuerdo del dolor infernal y el desprecio de mi padre...ahhh parece el título de una novela mexicana berreta).
Definitivamente el peor día del año y no sé si de mi vida...y aún no sé qué consecuencias acarreará.
Y olvidé mencionar que el señor de la farmacia que me pinchó el upite juro que lo disfrutaba y me daba palmaditas en la cola onda video porno.

lunes, 27 de julio de 2009

Me fastidian V


-Las boludas que escriben cosas queriendo plagiar el estilo de Alejandra Pizarnik pero la cabecita no les da ni para captar la idea básica y disfrazan poemas baratos -sin un mínimo sentido abstracto siquiera- metiéndoles frases rebuscadas y feas a un mar de palabras sin gollete.
- Los mensajes de Claro ofreciendo promociones berretas...¡a las 8 de la mañana! ¿no saben que algunos a esa hora dormimos y encima nos despertamos ante ruidos celularescos?
- Los repulsivos seres que salen por Plaza Serrano y encima les cabe.
- Los sádicos que en horario pico hacen cola en el super, llevan 80 millones de productos, pagan con tarjeta y tienen la crueldad de tardar 10 minutos buscando dicha tarjeta y leer hasta la última letra del ticket antes de firmarlo. Habría que pasarles la tarjetita por la raya del upite a ver si les gusta.
- El infaltable infradotado (que generalmente es una señora o señorita culona, pero a veces es un pseudohippie medio nerd) que pulula en todas las clases de cualquier universidad y levanta la mano en la clase teórica para acotar algo...¡repitiendo exactamente el mismo concepto que dijo el profesor con palabras diferentes! Deberían destinar los fondos universitarios para hacer un consultorio psicológico donde mandar a estos enfermos para que descarguen su problemita de querer llamar la atención, o de última poner un patovica en cada clase que les de un mamporro.
- Los imbéciles que se paranoiquean y salen a la calle con barbijo...claro, años atrás se reían de Maicol por hacer lo mismo.
- Los carteles en farmacias y supermercados chinos que dicen con letras bien grandes "Hay alcohol en gel!" (aunque el cartel del chino de al lado tiene un dibujito muy gracioso adosado).
- Los descerebrados de la vida que ya no son unos adolescentes y hacen culto al porro y a la pepa (estos últimos pertenecientes a clases sociales mas altas) y hacen reuniones y fiestas anunciando que son "para" fumar/tomar X cosa, y a quien no le va, implícitamente queda excluído. ¿no se dan cuenta que su vida está girando en torno a algo material?
- Los sin talento que tuvieron la suerte de poder comprarse un montón de instrumentos buenos, pero hacen una música realmente de mierda (disfrazándola de "música alternativa") y encima tienen la cararrotez póstuma de mostrarla como si fuese Sonic Youth mejorado.
- Los desagradables que están entusiasmados con alguna señorita y a pesar de haber rebotado mil y una veces utilizan la asquerosa "estrategia" del "solo quiero ser tu amigo, ¿tomamos un café?" (por no decir que en realidad utilizan excusas mucho mas patéticas) ¿se creen Maquiavelo los estúpidos? ¡Que empiecen por operarse la cara si quieren avanzar aunque sea un paso, por favor!
- Toda muchacha que haga uso excesivo de indumentaria color pastel. Sobre todo si se trata de remeras largas y amarillitas (conchetez de una).
- Los adultos a los cuales no les gustan las verduras (no que no les gusten algunos vegetales, sino que no les guste ni uno). Me generan desconfianza.
- Las pseudofeministas que se afean o no se depilan a propósito, como si eso las llevara a conocer tipos que las quieran por dentro (y al final siempre terminan con giles sucios como ellas).
- Los idiotas a los que les molesta que una señorita sea consciente de lo linda que es (si es que es linda) y les dicen en tono irónico cosas como "no te la creas tanto" mientras les relojean el escote...¡falsos!.

jueves, 23 de julio de 2009

La suegra del terror


Se terminaban los 90´s y la bipolar autora de este espacio a su vez terminaba el colegio y empezaba a salir con El Rollinga. La cosa empezó muy adolescente pero se iba poniendo cada vez mas seria con el correr de los días, hasta que un buen día el susodicho me invitó a su casa.

Ya me habían advertido que mi festejante tenía una madre terrible que generaba terror y terminaba traumando a todas las jovencitas que tuvieron la desgracia de noviar con alguno de sus descendientes, pero me armé de valor y además recolecté datos del perfil psicológico de esa señora: el padre de sus hijos luego de llenarla de cuernos se fue a Europa de partuza para no volver nunca más y luego de unos años de duelo, cuando al fin Doña Zulema (sí, ese era su nombre...no queda mucho espacio a la imaginación) pudo afianzarse con una nueva pareja...lo encontró un día en la cama con su propia hermana (de ella). "Pobre mujer" me dije para mí misma "seguro que está muy dolida y en el fondo es buena...si su hijo es un pan de Dios". Error.

Llegamos al departamento donde vivían y lo primero que vi fueron crucifijos e ilustraciones de Jebús por todos lados...ya se me empezaba a helar la sangre. Ahí, justito en el medio del recibidor se encontraba la bruja poseedora del rictus mas amargo que vi en mi vida pero sin embargo esbozaba una gran sonrisa (que con el correr de las horas comprendí que era una sonrisa sádica). Luego de las respectivas presentaciones Doña Zulema le dijo a su rollinga pichón que vaya a comprar unas empanadas, a lo cual éste dijo que no y yo sin entender el por qué de esa negativa...acto seguido, la amarga expresión de la señora se tornó siniestra y prácticamente ordenó a su hijo a que fuera. El Rollinga me llevó unos segundos a otra habitación (a todo esto, yo desconcertadísima) y me dijo "mamá te va a hacer unas preguntas incómodas, piloteala vos" y antes de que yo pudiera decir nada, él ya había salido al exterior y la señora me llamaba diabólicamente "señorita bipolaaar, vení que quiero hablar con voooos". Fui temblando y me senté a su lado sin mirarla a la cara, solo se escuchaba su pesada respiración. Comenzó indagándome sobre mi familia (hasta me preguntó cuánto cobraba mi papá la muy descarada) y terminó preguntándome si yo era virgen (en un tono intimidante que no admitía un "no" como respuesta). Por suerte El Rollinga entró corriendo a la casa en ese mismo instante (y todo transpirado, pobrecito, seguro fue y volvió corriendo) y zafé de responder...quizás no vivía para contarlo...

En total fui tres veces a esa morada del terror y siempre aconteció algo: la segunda vez era un sábado a la noche y Doña Zulema se fue a bailar (a pesar de que parecía una momia añeja no era tan mayor), entonces El Rollinga sin darse cuenta -o inconscientemente- dejó la puerta con traba y nos quedamos plácidamente dormidos. A eso de las cinco de la mañana de repente empiezo a escuchar golpes y gritos desgarradores...¡la bruja se había quedado afuera de su propia casa!. Su pobre hijo corrió aterrorizado a abrirle y yo me encerré con llave en su habitación. Tenía miedo en serio de que esa mujer en pleno arranque psicótico me asesine (que pague el pato su hijo en todo caso, che). Desde allí escuchaba que la señora revoleaba objetos y gritaba "¡hijos de puta! ¡me lo hicieron a propósito!" y de repente no se escuchó mas nada...no pude pegar un ojo en toda la noche y a la mañana siguiente Doña Zulema estaba lo mas bien como si no hubiese pasado nada.

La tercera fue la vencida: era plena época de elecciones en provincia y yo encabronada porque estaba en mi auge hippie comunista y era menor como para votar. Llego a la morada de Nosferatu y lo primero que veo es un poster gigante de la cara de Duhalde sostenido por Doña Zulema (no sé realmente quien de los dos era mas siniestro). Impulsiva pero amablemente atino a decir "Zulema, ¿qué hace usted con eso?" a lo cual la señora responde con una catarata de sandeces y termina gritando enajenada (yo calladita la boca a todo esto) "¡Vos porque sos una pendeja boluda que no entiende nada!". Inmediatamente se me fue todo el miedo que le tenía a esa mujer, ya que fui consciente de que esa iba a ser la última vez que pisaba ese ¿hogar?. "Váyase a la mierda" fue mi saludo de despedida y enfilé derechito hacia la parada de colectivo. Y El Rollinga que me corría detrás lagrimeando pobrecito...lástima, era buen chico y se merecía una madre un poco menos anormal.

martes, 21 de julio de 2009

Mañana de perros


Me despierto con el gato haciéndome ese ronrroneo molesto que me hace en el oído cuando clama que le llene el plato de comida (¿pero que siempre te tenés que quedar sin comida cuando estoy durmiendo?), acto seguido una catarata de estornudos invaden mi ser, ¡justo hoy me vengo a resfriar!.
Me levanto y me percato de que afuera hay una terrible tormenta y todo está húmedo. La lluvia no es bonita, odio que llueva. La lluvia no es para hacer cucharita ni pensar en cosas elevadas, es fastidiosa, es el castigo de dios por nuestros pecados, es el agua demoníaca que inunda a la gente en algunos lugares.
Para colmo de males esta semana se estuvieron haciendo "reparaciones" en el techo del edificio (traducción: el consorcio decidió sacar el alero hecho mierda que había sobre las puertas de los departamentos que dan al patio y reemplazarlo por otro...cosa totalmente al pedo teniendo en cuenta que es evidente que hay otras millones de cosas mucho mas importantes para hacer) y andá a saber qué pedazo de madera o qué removió el idiota que se encarga de la obra, que la parte del techo de mi cocina que da justo debajo del trozo de alero en reparación se empezó a inundar. Ergo, mi cocina es una pileta de natación en este instante.
Decido resistir y poner la pava para tomar unos mates...pongo la pava y cuando quiero llenar el mate con yerba ¡oh! ni el mate ni la bombilla están donde deberían estar...mi concubina lo tiene secuestrado en su habitación mientras duerme plácidamente y no da para entrar a sacarlo de allí porque no está sola.
A ver, concu querida: ya he dicho que siempre antes de dormirte debes llevar el mate a la cocina. El mate es sagrado, con el mate no se jode (y aprovecho a decirlo de esta forma por este medio porque cuando te levantes y vea tu carita no voy a poder decirlo con la cara de culo que tengo en este momento porque cuando te veo me acuerdo de que te quiero mucho y todo eso).
Esto no termina acá, me dispongo a poner orden en la cocina, remojando los pocos repasadores que hay dentro del mar de agua y lavando los paltos, pero...¡catástrofe!. Una enorme (no exagero) cucaracha ha tomado posesión de la pileta...cucarachas en verano vaya y pase ¿pero en invierno? ¿justo hoy que tengo un mal humor de perros? ¿de donde diablos salió ese demonio alado?. Le tiré raid y la maté, pero sigue yaciendo en la pileta porque intenté sacar su cadáver de ahi y me dio arcadas. Las cucarachas me dan tanta repulsión que apenas puedo barrerlas cuando están en el piso, pero de la pileta no queda otra que retirarla con un papel o bolsa en la mano y sentir su anatomía crujiendo...prefiero esperar a que se levanten mi concu y su señor novio para que realicen semejante proeza épica.
A todo esto sigo estornudando y creo que estoy levantando fiebre y se me acabaron los analgésicos.
Y mi amiga hippie zen anoche me avisó que hoy se iba a dar una vuelta por mi casa pero no me está respondiendo a qué hora va a pasar ni nada (o sea, esta tarde cuando esté en el Coto, haciendo una cola de 45 personas que pagan todas con tarjeta de crédito en horario pico, la muy hippie me va a enviar un mensaje del estilo "estoy en la puerta de tu casa tocando timbre" y por mas que le explique que tengo para rato en el super y que se venga ella hasta allí, no va a entender nada y va a emprender retirada hacia su casa en la loma del ojete).
Listo, se me tapó la nariz. Y sigue lloviendo como el diablo.

viernes, 17 de julio de 2009

Merecen quedarse pelados antes de los 30


Conversación con mi mejor amiga:

Yo: Ahhh, ¿reapareció Fulano?
Amiga Hippie Zen: Si, me mandó un mail. Quiere que nos volvamos a ver
Yo: Entonces no volvió con la ex...
Amiga Hippie Zen: No sé, creo que sigue confundido
Yo: mmm...¿qué te decía exactamente en el mail?
Amiga Hippie Zen: que me extraña, que me quiere ver pero este no es el momento. Que prefiere asentar sus pensamientos durante el invierno y reencontrarnos en septiembre, en el solsticio de primavera que trae los ciclos nuevos en los cuales todo se acomoda y se purifica...está bien, yo lo entiendo...obedece mucho a sus propios ciclos cósmicos igual que yo...
Yo: Volvió con la novia pero te quiere "tener ahi"...
Amiga Hippie Zen: Ouch

Un ejemplo más extraído de la realidad misma que representa a los bofes que como mínimo merecen quedarse pelados antes de los 30, y como máximo merecen quedarse impotentes de por vida justo el día en el que Luciana Salazar decide acostarse con ellos. Lo peor es que esta lacra que salía con mi hermosa amiga además de ser versero, acude a un chamuyo grotesco, barato, sin pies ni cabeza ¿solsticio de primavera? ¡Por favor! es el verso mas nauseabundo que escuché en toda mi vida, peor que el típico "nososvossoyyo" (aunque debo admitir que menos trillado).

Otro ejemplar que merece quedarse pelado -simplemente pelado, un castigo mas fuerte sería como demasiado- es el descerebrado que se cree que las mujeres tenemos su misma mentalidad (además de que ve a "las" mujeres como toda una misma masa amorfa predecible, ¿no?). Vendría a ser por ejemplo, aquél energúmeno que va todos los días al Gym a sacar músculo y cuando logra su cometido comienza a usar remeras ajustadas con escote en V y a poner fotos de sus abdominales como imagen de messenger. Esta especie de la fauna pseudomasculina acierta en el hecho de que a algunas minitas les gustan los cuerpos marcados, pero se equivoca al querer llamar la atención de TODAS las mujeres del mundo mediante sus bíceps. El hecho se agrava cuando ni siquiera las admiradoras de músculos le dan pelota ¿y por qué sucede esto? simplemente porque debería haber invertido el dinero de la cuota del gimnasio en hacerse primero un tratamiento dermatológico potente para el acné, arreglarse los dientes, sacarse los pelos de la nariz, comprarse ropa que no lo haga tan enano, tomar algún ansiolítico para sudar menos, etc.

¿Qué otros hombres merecerían quedarse pelados antes de los 30?
Y -por qué no- ¿Qué mujeres merecerían engordar 80 kilos de repente?

martes, 14 de julio de 2009

La muerte hippie


Son inoportunos, molestos, les gusta interrumpir contextos para causar algún supuesto “impacto” que fracasa desde el vamos, a veces son sucios, son ridículos, se cuelgan cosas del cuerpo, reivindican música pasada que si ellos mismos realmente conocieran no serían los mediocres que son, se hacen los intelectuales pero la mayoría de ellos nunca leyó ni una historieta, son tacaños, ventajeros y –a su manera contradictoria- narcicistas.

Y estoy convencida de que en el fondo sufren alguna patología grave tal como necrofilia, zoofilia, etc. Son los hippies, o mejor dicho, lacras que emulan a los seres de los años 60´s y 70´s y tienen la caradurez de definirse bajo ese término cuando en realidad si lo pensamos bien, ni siquiera logran una imitación:

- El hippie verdadero se regía por el lema de “paz y amor”. El hippie berreta solo quiere que lo dejen en paz (o sea, que pueda hacer lo que se le canta) y entiende el amor como amor libre (bah, ni siquiera…quiere “ponerla” nomas).
- El hippie verdadero prodigaba la paz a la que aspiraba disfrutando de bandas que no sonaban precisamente suavecito como los Doors, Jimi Hendrix y demás cosas con aires Woodstockenses. El hippie berreta no sale de Silvio Rodríguez, Drexler, Sabina y alguna que otra porquería latina interpretada por otros hippies como ellos que nadie conoce.
- El hippie verdadero soñaba con ir a la India para “expandir su mente”. El hippie berreta hace lo que sea para tener su faso todos los días, acotando su mente por consiguiente.
- El hippie verdadero pintaba su camioneta o cualquier objeto que posea de colores psicodélicos. El hippie berreta estudia Artes para levantarse minitas nomás.


Personalmente no me molesta tanto cuando el ser perteneciente a la calaña “hippie” es una mujer, ya que las hippies realmente sienten las boludeces que hacen/dicen/etc. Y la ropa que usan no les queda tan mal como a los hombres que se ponen esos ridículos pantalones a rayas verticales con el único fin de que se les marque el tobul.

A su vez, el hippie moderno berreta se reproduce bajo diferentes subtipos a saber:

- El hippie Clown: si bien “clown” en inglés significa “payaso” nótese que Piñón Fijo, Krusty, etc poco y nada tienen de hippies. El clown es aquella alimaña que se la pasa haciendo malabares con cositas de colores –oh casualidad- en lugares donde haya minitas cachondas tales como playas, campings, plazas, festivales, etc. Si hace un poquito de calor enseguida se ponen en cueros exhibiendo sus torsos marcados y en el caso de que haga frío usan camisetas apretadas de colorinches llamativos (para no perder la hipposidad, obvio). Si el espectáculo que llevan a cabo es supuestamente humorístico creen que gracia es lo mismo que gritar bien fuerte y moverse como unos epilépticos. Se hacen los que les gustan los niños así conmoviendo a las féminas con un supuesto instinto paternal y mientras pasan la gorra relojean escotes.

- El hippie vegetariano: quizás sea el ejemplar menos hipócrita, pero sí es el mas ignorante y antiestético. No sé por qué pero estos seres pareciera que llevan la tendencia en los genes pues el 97% son narigones –muy narigones- y flaquitos. Todo bien con que uno elija ser vegetariano, pero ellos llegaron a esa elección porque de chiquitos leyeron una nota en alguna revista femenina que decía sin fundamento alguno que “el ser humano no está adaptado para comer carne”. Además pareciera que se “limpian” tanto por dentro que se olvidan de lo de afuera…son sucios, no se bañan mucho, y probablemente no son conscientes de que el “estilo Jesucristo” los hace más narigones aun y de edad indescifrable.

- El hippie artesano: un día mi mente se iluminó y me pregunté “¿qué hombre puede sentir placer en diseñar alhajas y bijouterie femenina?”…llegué a la conclusión de que solo a los homosexuales les puede gustar, y bien sabemos que el 0% de la comunidad gay es hippie. Entonces ¿por qué los artesanos hippies están todo el santo día esmerándose en tejer macramé y luchando con alambrecitos para lograr aritos, collarcitos y demases cositas para el buen uso de las féminas de su calaña?. Para levantárselas, ¡Obvio!.¡Absolutamente todos los hippies modernosos hacen lo que hacen en función a ponerla y/o fumar porro!.


¿Qué otras categorías hay? Espero sus aportes.

viernes, 10 de julio de 2009

Generación Francella

Si no fuese por el ícono francellesco que condicionó la clase media noventosa no existiría bastante porquería de la que pulula por ahí hoy en día. La existencia de"Los auténticos decadentes" tiene el otro cincuenta por ciento de la culpa.

(Ojo, hay que reconocer que el tipo hace su papel a la perfección y la expresión de su cara en esa cartelera es irreproduciblemente graciosísima)
(en cambio los Decadentes son mediocres por donde se los mire)

lunes, 6 de julio de 2009

Anécdota loser


Erase una vez, hace muchos muchos años (por suerte) la creadora de este espacio había terminado una relación larguísima y se disponía a recuperarse saliendo con sus amigas y todo eso, pero a causa de alguna maldición justo todas sus amigas se pusieron de novias al mismo tiempo y la pobre señorita bipolar se empezó a sentir mas sola que un perro solitario (?) así que ¿qué hizo? se agarró al primer lastre que encontró, obvio.

[Basta de hablar en tercera persona, pongo primera a partir de ahora]

Al principio la cosa pintaba bonita, el energúmeno no era una cosa que me recontra gustara pero me atraía por su gran seguridad en sí mismo...¡error!...poco a poco fui descubriendo que el tipo era tan inseguro que hasta se veía a sí mismo como alguien bien feo (tan mal no estaba, eh) y yo como necesitaba ocupar mi tiempo en alguna misión (y era medio pelotuda) me encargué de elogiarlo y remarle la autoestima.
Como es de suponer el papanatas se sintió tan bien que de un día para el otro me puso el rótulo de "novia" al mismo tiempo que yo me ponía cada vez mas nerviosa, pues la idea no me gustaba nada. Y encima que andaba alterada se le dio por hablarme todo el maldito tiempo de la gorda cumbianchera de su ex novia (no lo digo de resentida, la señorita era de hecho gorda, muy gorda y le gustaba la cumbia).
Decidí abortar la misión y sentarme a hablar con él para darle el corte final a esa fantochada. Tres días de mi valiosa vida desperdicié en ensayar un discurso que suene lo menos doloroso posible (en esas épocas me daba "cosita" lastimar a la gente) seleccionando las palabras indicadas una a una, ¡hasta ensayé un tono de voz amable, qué horror!.
Llegado el día esperado, el deforme entró a mi casa y ni había terminado de decir "hola" que, acto seguido, me lanzó un "no quiero estar mas con vos". Whattttttttt????!!! Sí, me ganó de mano, lo cual en vez del fastidio que sentí hubiese sentido alivio si no fuese por la manera fría y despreocupada en la cual me lo comunicó. Pero esto no fue lo peor.
A los pocos segundos agregó (palabras literales) "Igual me pone contento haber sido yo el que corta con una chica linda como vos, je"
O sea...o sea...arrrrghhh!!! ¿Qué fui? ¡un maldito catalizador de autoestima fui! ¡Una madre Teresa del boludo número uno del ranking! ¡La ganadora de los premios Corky 2005, la musa inspiradora del tema "Loser" de Beck! La...
Ahí es cuando le revoleé una taza que tenía a mano con la desgracia de que la esquivó y se estrelló contra la pared (al final nunca le pude pegar a nadie, que lo parió).
Casi un año después me lo crucé en un festival punk, había vuelto con la gorda cumbianchera, y él para combinar había ganado como quince kilos mas de panza y encima usaba unos anteojos espantosos. Me miraba con cara de carnero degollado.
En un momento fui al baño y al salir me interceptó en la puerta "¿podemos hablar porfa?" ni me gasté en decirle "no" y emprendí retirada...vaya a saber la sandez que tendría para decirme...

viernes, 3 de julio de 2009

Me fastidian IV


Inspirado en el post de Tyler Durden que acabo de leer:

Si hay algo que me irrita hacia niveles indescriptibles del fastidio humano es la gente que se complica inútilmente, mejor dicho, la gente que a causa de sus complicaciones mentales me quieren enredar a mi en su inoperancia para con la vida. Peor aun, cuando la complicación en cuestión es referida hacia actos de suma simpleza, tales como llegar hacia un lugar.
No hay nada tan cuadrado y sencillo como esta fórmula:

A le informa a B que va a haber un encuentro/fiesta/reunión en X lugar y que si quiere venir está invitado.
Por lo tanto, B tiene la libertad de ir o no
Si B decide ir, consulta la guíaT o comoviajo.com o a la tía Chacha por las coordenadas
Llegada la hora de encuentro, B puede llamar/mensajear a A para decirle "estoy yendo" si se le da la gana, o aparecer y listo. Fin, todos felices comiendo perdices.

Pero no, pululan por el mundo individuos que trastocan esta fórmula sin motivo aparente y sin darse cuenta que quedan como inútiles (al menos frente a mis ojos y a los ojos de todos los cascarrabias como yo). He aquí algunos ejemplos de cómo arruinar la paciencia:
- El interesadito que se hace el interesante: este repugnante ser (que generalmente es hombre) luego de ser invitado lo primero que pregunta es si llevo amigas que estén buenas. No pienso gastar ni una neurona en pensar si mis amigas podrían llegar a gustarle (o si ellas podrían llegar a darle pelota, pues generalmente este ser además de hombre, en el 90% de los casos se trata de algún amigo/conocido bien feo). A lo cual respondo "creo que mis amigas vienen, si venís avisá". No contento con la respuesta el interesadito comienza a hacerse el interesante bombardeando a preguntas del estilo "¿ayyy pero pasan buena música ahi?" etc. A lo cual le paso un link del lugar (generalmente estas conversaciones se hacen por msn) y corto comunicación. En el 98% de los casos el interesadito que se hace el interesante se queda haciendo nada en su casa y no viene.
- La minita vueltera: suele tratarse de alguna conocida que me cae simpática y la invito porque sí. Siempre responde que le eeeencanta la idea de ir, pero a último momento salta con que estaría bueno hacer una previa en su casa (que queda totalmente a trasmano del lugar de destino) o en algún bar que queda exactamente en la otra punta de la ciudad (ni siquiera cerca de su casa queda). Cuando mediante pocos argumentos lógicos le hago entender que no es buena idea, me da la razón pero propone cambiar de destino, por ejemplo, ir a algún boliche que le recomendó una amiga y ya por el nombre cualquiera se da cuenta de que ese lugar es feo. Ahí es cuando empiezo a caer en la cuenta de que la señorita en cuestión seguro anda detrás de un par de pantalones que va a bailar ahi pero en vez de tener los ovarios para invitarlo a nuestra salida prefiere caer hacia donde él está "de casualidad". Acto seguido me pongo firme y le digo que no, que yo voy a ir a donde había planeado y punto. Lo peor es que la minita vueltera al rato vuelve a la carga pretendiendo que mis amigas y yo nos movilicemos hacia donde a ella se le canta bajo argumentos "porfaaa, tengo muchas ganas de ir y no tengo con quien". No way.
- El/la que no entiende que "Guía T" contiene el imperativo subliminal de "Guiate": este ser no da vueltas en cuanto al destino, sino en cuanto a la manera de llegar a destino. Si me pregunta cómo llegar mediante msn, vaya y pase (aunque mi nivel de irritación avanza un escalón, pues ya que está en internet bien puede fijarse en guías virtuales) pero si hay algo que me saca totalmente de las casillas es que me pregunte via sms. A todo esto suelo ser tolerante y le digo cómo llegar esforzándome en ser lo mas clara y concisa posible para que no me rompa más las pelotas, pero mi esmero suele ser inútil pues al rato cuando esta persona llega a la parada de colectivo vuelve a mandarme otro mensaje del estilo "¿cuál me tengo que tomar, el de cartel rojo o verde?". Digo yo ¿acaso este/a inútil no tiene el don del habla como para abrir la boca y preguntarle directamente al colectivero si lo/la deja en tal esquina?. Generalmente no contesto esta pregunta, pues el/la inoperante igual termina tomándose el bondi correcto. Pero no contento/a con esto se le ocurre hacer algo mas irritante aun, llama para proponer que en vez de encontrarnos en la parada X (que queda exactamente a centímetros del destino final) lo/la vayamos a buscar a la parada K (cada letra del abecedario representarían 200 metros) porque nunca se bajó en la parada X y "tiene miedo de perderse". Resultado: no cedo a su petición y lo/la ignoro toda la noche.

Si usted, que está leyendo esto tiene algo en contra de mi persona, simplemente actúe de cualquiera de estas tres maneras y logrará exitosamente que me suba la presión.

jueves, 2 de julio de 2009

Diálogos que no me gustan I


Escenario: estación de Flores volviendo de la psicóloga cuando atendía en Flores. Con un sueño de la hostia y el puto sol que me daba en los ojos y hacía que el rimmel de las pestañas se me derritiera y entrara en mis ojitos. Una señora (no anciana, simplemente señora) se me sienta al lado.

Señora con ganas de hablar: ¿Por qué estás llorando?
Yo: no estoy llorando (y si lo estuviese no tenés por qué saber el motivo, papanatas)
Señora con ganas de hablar: ahhhh pero estás triste...
Yo: no, nada que ver (fingiendo una sonrisa para que se deje de romper las pelotas)
[Silencio]
Señora con ganas de hablar: ¿a qué colegio vas?
Yo: (molesta pero súbitamente halagada) hace tiempo que no voy al colegio
Señora con ganas de hablar: ¿No? Parecés de 17 ¿cuántos años tenés, 20?
Yo: 27 (espero que con esto se me quede mirando la cara un rato y deje de hablar)
Señora con ganas de hablar: ahhhhh qué increíble. Debés parecer mas jovencita porque no tenés hijos ¿no?
Yo: ajam (¿será raptora de niños?)
Señora con ganas de hablar: ¿casada tampoco estás?
Yo: No (¿o lesbiana?)
Señora con ganas de hablar: ay mejor, nena ¡nunca te cases!
Yo: ja ja (uhhh una malco)

Viene el tren, me aproximo a la puerta y la señora acercándose como para subir al mismo vagón pero apenas se abren las puertas enfilo rapidito hacia el otro vagón, a ver si después me tenía que comer el relato del fracaso matrimonial de la señora...

Escenario: Primer año en la facultad de Artes. Reunión de profesores y alumnos para cambiar el plan de estudios.

Profesor: Antes que nada, ¿Qué proponen ustedes para cambiar este nefasto plan de estudios?
Mamerto hippie militante de algún partido: ¡Para eso hay que ver el fondo del asunto! [haciéndose el enérgico y mirando de reojo a su club de fans de minitas]
Profesor: ehmm...bueno...pero ¿qué querés decir con eso? [con cara de saber la que se le venía]
Mamerto hippie militante de algún partido: ¡Que el problema no es el plan de estudios, el problema es el plan educativo del país!
Profesor: a ver...todo el país está mal, pero esta facultad puntualmente posee un plan de estudios peor que el de otras facultades y...
Mamerto hippie militante de algún partido: ¡No sea ciego! ¡Si no se cambia el capitalismo de fondo no se llega a ningún lado!
[a todo esto sus fans estaban embelesadas como si escucharan a Mahoma el Profeta y todos los demás compartíamos nuestro fastidio telepáticamente]
Profesor: no, no entendés...estamos hablando de otra cosa...
Mamerto hippie militante de algún partido: ¡Propongo que ahora mismo vayamos todos a marchar al ministerio de educación! [levantando el puño como Superman en las películas viejas para salir "volando"]
Punk con cara de malo: ¡¡¡La concha de tu madre hippie de mierda!!! [levantándose de su asiento y aproximando su cara a dos centímetros de la del militante molesto]
¡¡¡Si no te callás te cago a piñas la puta que te remil parió!!!!
[La reunión siguió con normalidad y el mamerto hippie militante de algún partido se quedó calladito y mirando con soberbia al punk con cara de malo...cuando él no lo veía, obvio]

domingo, 28 de junio de 2009

Honrarás a tu padre y a tu madre


Papis ¡gracias por existir!

Sus peleas son de lo mejor, los amo


Madre: ¿te fijaste si el bar estaba abierto?
Padre: uh, no me fijé. Iba charlando con Carlitos
Madre: ahhhh cuando hablás no te funcionan los ojos...


Madre: ¿Qué mirás? ¿tengo monos en la cara?
Padre: tenés una miga en la cara
Madre: si tengo una hormiga puedo tener un hormiguero
Padre: una miga, no hormiga
Madre: andá a la mierda


Padre: mi compañera del trabajo es una señora muy mona...
[silencio]
Padre: es tan elegante, habla con tanta propiedad...
[silencio]
Padre: y además tiene tanto...
[terrible golpe súbito y seco en la mesada de madera]
Madre: ¡¡¡Basta!!! ¡¡¡Sabés que soy celosa!!!


El que no adivina a quién salí es un papanatas.

sábado, 27 de junio de 2009

Cyber Concubinas


Vivimos en la misma casa. Sólo una pared nos separa de mi habitación y la suya, pero el frío y la ley del mínimo esfuerzo nos obligan a mantener la mayor parte de los diálogos por msn cada una desde su máquina (ohh bendita matrix)
Y leyendo el historial me doy cuanta de que siempre hablamos de comida...he aquí unos breves extractos:

Etereodesliz : me voy a comer un cachito de pan que hay por ahi con mermelada
Cachondié : basta que me dio hambre y le voy a tener que hincar el diente a los fideos
o a Molko
Etereodesliz : no, mirá que en un ataque de hambre lo probé
y tiene mucho gusto a gato


Cachondié : te desvelaste concu?
Etereodesliz : si
Cachondié : bolú, cuanto ruido viene de afuera
Etereodesliz : ufff si
quiero un alfajorrrr
Cachondié : aaaaaaaaaaaay yo también!
total después nos juntamos a vomitar
Etereodesliz : claro, si vamos a vomitar, que sea con gusto rico
Cachondié : de una
no vamos a andar vomitando galletitas de agua ¬¬
Etereodesliz : y no, eso es de perdedora
las bulimicas deben pensar que van a engordar menos si vomitan ensalada no?
Cachondié: aaaaaaaaaaajajjajajajajaja pelotudaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
y mala encima
(L)
Etereodesliz : cuando se me fue la anorexia me volví mala
ahora soy una gorda hija de puta
Cachondié: aaaaaaaaajajajjajajajjaja
Etereodesliz : jaj
cómo ladra ese perro de mierda

[el exceso de jajases y burlas hacia víctimas de nuestras lenguas bífidas que había en medio de los diálogos han sido omitidos por la autora de este espacio porque sino no se iba a entender un corno]

jueves, 25 de junio de 2009

Me fastidian III


- Los que les gustan los perros y ODIAN a los gatos. Chabón/a: ese horrible gato de tu abuela era malo y te hacía "fú" porque su dueña lo crió así, pero el resto son hermosos.
Además tengo la teoría de que si no te gustan los gatos tenés un deseo -oculto o consciente- de subsumir a la gente a tu dominio absoluto.
- La gente mas paranoica que yo.
- La gente que carece de paranoias.
- Los "muertos vivos" (las chicas me entienden...) Sobre todo los que son medio bolastristes, irritan más. Mi amiga Velvet sostiene que suelen resucitar durante las heladas de invierno.
- Ricardo Arjona
- Los fans de Ricardo Arjona, si son hombres peor porque denotan su salameridad (adjetivo calificativo inexistente derivado del lunfardo "salamero")
- Las rubias que tienen muchos hijos (opus dei)
- Las personas mayores de 21 años que fuman mucho porro. Si además de eso le hacen culto y ven mensajes subliminales que hacen apología al cannabis hasta en las canciones del topo Gigio merecen que les corten la lengua.
- Millie Stegmann
- Los dueños de perros enormes y malos que cuando hay visitas no los encierran y encima tienen el tupé de decirme "no hace nada" mientras el animal manifiesta explícitamente sus amenazas de muerte hacia mi persona mediante gruñidos, espuma en la boca y demás sandeces caninas. Corre también para los perros medianos y pequeños...todos tienen dientes al fin y al cabo.
- Los sádicos que no prestan atención a lo que estoy contando pero les interesaba el tema, pues piden que repita todo. Encima me irrito tanto que me pongo en pendeja y me enojo y quedo mal yo.
- El personaje infaltable en cualquier asado/cena navideña/almuerzo de pascuas o cualquier evento que implique mucha gente que se conoce comiendo en una mesa rectangular, que se cree muy vivo tomando de punto a la persona mas callada entre los presentes (o sea, yo) y larga el pseudo sarcasmo típico "hablás un montón eh". Hace ocho años que me impuse la regla estricta de contestar "mejor pasar por callada que por boluda" sin importar si el "vivito" es un banana cualquiera, una suegra o un dulce anciano. Con razón después me sirven menos postre que a los demás.
- Los adultos que utilizan pirotecnia en las fiestas y encima compiten con la de los vecinos.
- Los que les gusta leer este blog pero en vez de recordarlo o agregarlo a favoritos me piden el link continuamente (juro que a partir del mes que viene les cago la máquina con virus)
- Los subnormales que no tienen preferencias musicales y pueden escuchar "de todo", es algo totalmente incomprensible bajo cualquier punto de vista.
- La horripilante estética de los supermercados "Día%" ¡No tiene razón de ser que les hagan usar a los empleados esos uniformes tristemente navideños en rojo y verde! Estoy segura de que los gerentes son seres peligrosos y sadomasoquistas que de niños les gustaba torturar animalitos.

miércoles, 24 de junio de 2009

Algo que me imaginé


Soy de esa gente que siente agrado en imaginarse la historia que hay detrás de los seres que ve por la calle, transportes públicos y contactos del messenger que no conoce. Tejo historias intrincadas con la ilusión de que algún día conozca a esas personas y pueda confirmar que todo lo que imaginé era cierto, cosa que jamás sucedió, no sé si porque la vida no me cruzó con ninguno de estos personajes o simplemente porque me olvido enseguida de las historias que inventé.
Tengo un contacto en el messenger al cual acepté porque es el que arma las listas free de un boliche que frecuento. Cabe aclarar que jamás crucé una palabra con él.
Con el tiempo me fui dando cuenta -a juzgar por sus nicks- de que este señor no sólo utiliza la casilla por trabajo sino que también es su cuenta personal. Y sufre de una pena de amor muy grande y desquiciada. A continuación el listado literal de los nicks del susodicho contando desde el dia de la fecha hacia atrás (hubo un par que omití, pero la mayoría constan de un seguimiento día a día):
-necesito todo lo que sos
-voy a desaparecer
-desaparecer
-solo
-aprendiendo a vivir con el amor de mi vida
-vuelta a empezar
-fin (aca pone el emoticón de un corazón roto)
-estas loca
-(aca hace alegoría a la lista free del boliche)
-(aca hace una alegoría futbolística)
-te amo y apuesto a vos!!!!!
-te extraño
-tranquilo
-estoy despedazado
-(alusión al boliche)
-mala onda
-Te amo. Mala onda
-(alusión futbolística)
-Yo te amo, pero prefiero ponerme algodones que no estar con vos. Sino cuando nos casemos como vamos a hacer!!!
-Me caso!!!!!!
-muy triste
-Sos mi vida y te amo!!!!!
-nadie
-necesito descansar un poco

La lectura que hace mi retorcida mente al respecto es la siguiente: el tipo es bipolar pero bipolar en serio, no como las boludas que usan ese tipo de palabras para autodefinirse en un blog (jaja). Tiene muchos arranques de amor-odio por los cuales fluctúa constantemente. Sin embargo este trastorno de personalidad no le impide trabajar para un boliche, pues en el campo en el cual más descarga sus impulsos emotivos es en el amoroso, no el laboral.
Anteriormente nunca había tenido problemas demasiado graves con sus ex-novias, pero esta señorita que ingresó a su vida vino para cambiársela totalmente y desequilibrar su psiquis mas aun de lo que genéticamente estaba. La muchacha no es precisamente la mas inteligente ni la mas bella del mundo, tiene buen cuerpo eso sí, pero cara de sapo. Y el pelo demasiado largo. Y es concheta e ignorante...pero inconscientemente tiene esa cosa sádica femenina que tienen algunas mujeres sin importar su rango de inteligencia, esa cosa que las hace tan atractivas sobre todo a los ojos de los hombres medio débiles de carácter. Al principio de la relación ambos se enamoran pero enseguida ella se da cuenta de que a él le faltan los patitos en la fila y los caramelos en la lata y cierra su corazón porque la locura le da miedo. Ahí es cuando él comienza a sufrir desgarradoramente, fluctuando entre subidas y bajadas de autoestima, amor, odio, tristeza, impulsos suicidas, alusiones trágicas, culpabilidad, días lúcidos en los cuales se da cuenta de que la mina es fea y boluda, ruptura, esperanza y desesperanza nuevamente.
La minita en el fondo siente placer con todo ésto.
En estos días se reconcilian, seguro.

lunes, 22 de junio de 2009

domingo, 21 de junio de 2009

Mujer al borde...

Es realmente una cagada cuando te pasó una boludez hace un montón de años y en vez de descargarlo en el momento racionalizás todo, y la razón que la mayoría de las veces no sirve para un cuerno te dice "olvidate, no es importante" y sepultás esa cosa en una tumba del lóbulo frontal en vez de darte cuenta de que sos sensible y tenés derecho a sentir lo que sentiste.

Tiempo después, te pasa algo parecido y explotás para la mierda y fuera de contexto.

Y no sabés cómo cuerno arreglarlo.

A veces ser mina es una caca.

http://proyectocartele.com


Me duele la panza de reírme!!!!!!!!!!

sábado, 20 de junio de 2009

Me fastidian II


- Los arruinadores de acotaciones ácidas son seres moralistas sin capacidad de abstracción que deberían sacar un boleto de vacaciones hacia su propio lado oscuro que jamás quisieron ver, o al menos deberían alejarse de mí antes de que me les lance encima con un picahielos. A ver…si estoy contando algo con cara de psicótica bipolar y termino el relato con una oración del estilo “¡los tipos son todos iguales, voy a salir con antorchas a incendiar a todos!” es obvio que no-pienso-eso-de-a-de-veras porque acto seguido estaría dando algún fundamento que justifique tal teoría, no estoy sufriendo, no me parecen todos iguales porque sino cualquiera me daría lo mismo, y menos que menos saldría a incendiar gente y si lo haría no andaría proclamándolo. Pero no, se creen muy inteligentes mirándome con cara de Jorge Bucay mientras dicen “no toda la gente es igual” “no recurras a la violencia”. ¿Acaso es tan difícil entender un sarcasmo?
- Los taxistas.
- Los estudiantes/licenciados en RRHH (¿por qué diablos se repetirán las siglas para significar “Recursos humanos”?)
- Los fanáticos de la verdad absoluta mas que fastidiarme me dan miedo. ¿Con qué objeto tienen que proclamar continuamente que ellos no tienen pelos en la lengua y que no perdonan ni la más mínima mentira? Simplemente me suena a amenaza. Y por experiencia sé que cuanto mas así son, mas hipócritas son ellos en el fondo. Igual que la gente muy celosa, vienen del mismo club.
- Los floggers
- El 90% de los artesanos que laburan en plazas, sobre todo si son muy hippies o si se me ponen a hablar (para que les compre algo, obvio, son unos interesados).
- Las mujeres que tardan mucho en los baños de los bares y boliches, y pareciera que cuanta mas gente hay, mas tardan ¿lo hacen a propósito?. Que se den cuenta de una vez que por más que se acomoden el pantalón de mil maneras diferentes o se cambian el cinturón, la dieta no les funciona y los rollos se les van a seguir notando igual.
- Quienes se merecen el martín fierro por irritarme, creo, son aquellos seres repulsivos, egoístas y sin escrúpulos que se meten en la cola de pago exacto del subte (o tren), mientras ésta avanza miran el techo todo el tiempo y en el momento de pagar recién ahí se ponen a contar a ver si tiene las monedas exactas o no, bajo la mirada de toda la gente que tienen detrás que los odiamos justificadamente. Esta gente yo no sé si nunca llegaron a la conclusión de que “pago exacto” es sinónimo de “caja rápida”, o simplemente son sádicos resentidos con el mundo, o si la CIA les paga para escabullirse en la sociedad con el fin de hacer perder el tiempo a los demás y así generar malestar general en los pueblos latinoamericanos.

Me fastidian I


Algunos de los seres que me sacan de las pocas casillas que tengo son:

- Los amantes de las frases cohelescas (dícese de las oraciones cuyo significado es peligrosamente vacío y falaz, llevadas a la fama por el ¿escritor? Paulo Cohelo).
Ese tipo de cosas me dan ganas de agarrar al buenhombre que las proclama por el mundo de buena fe (o para levantar minitas, no jodamos) y refutárselas una a una mientras le hago ver en una pantalla gigante un popurrí de imágenes crudas previamente sacadas de youtube o de donde fuese, con unas pinzas en los ojos para que no los pueda cerrar. Si después de eso se vuelve psicópata, mala suerte…pero al menos no va a fastidiar mas con esas cosas boludas.
- Los pibes que me dicen “qué buena que está esa mina, qué orto” y demás sandeces. ¿Acaso tengo cara de amigote? ¿Qué puedo opinar yo sobre las partes supuestamente apetecibles de esos gatos baratos?. Claro, si acoto (para acotar algo, para enriquecer ese acto que por lógica tiende al diálogo) que todo eso es operado, que es demasiado grande, que no entiendo como puede producir tanta lujuria algo tan grasa…entonces lo digo de envidia. Si quisiera ser mas o menos así me tiño de rubio putañesco, me opero un poco o me pongo relleno en todos lados, me compro ropa de color pastel en algún bolishopping y listo, ¡por favor! No es tan difícil, en menos de un día puedo producir tal transformación!.
No entienden que las mujeres decimos eso simplemente por responder algo en el canal comunicacional y no quedarnos mirando con cara de becerro degollado.
- Las personas que cuando no estoy trabajando ni estudiando me preguntan qué diablos hago entonces con tanto tiempo libre, pero no por inofensiva curiosidad, sino porque se niegan a imaginarse que alguien pueda estar mas o menos en sus cabales sin tener ninguno de esos dos tipos de responsabilidad ¿qué onda? ¿se supone que si ellos estuvieran en la misma situación se les torcería la psiquis y estarían todo el día buscando videos de zoofilia en Internet? ¿o videos de abuelitas hot? ¿no tendrían amigos a quienes visitar? ¿no les pasarían cosas raras en la calle? ¿no…pensarían?
- Los interlocutores que luego de escuchar alguna de mis peripecias de esas que son patéticas sin final feliz pero son graciosas, acoten cosas del estilo “che, te pasan todas” “estás engualichada” “tenés un imán para la gente rara”…¡Pero por Jebús! ¿no ven que yo misma me estoy riendo de las cosas que me pasan?. Es mas, creo que si no me pasara todo eso mi existencia sería una mentira extremadamente aburrida y metódica…como la de ellos.
- Los colegas de la rama del arte que me machacan con que tendría que pintar mas, dibujar mas, exponer, convertirme en Federico Klemm de la noche a la mañana, blabla y encima sin ningún fundamento suponen que si no hago eso es porque no me autovaloro o algo así. No lo hago porque me da paja y punto, caracho, ¿tan difícil de entender es?. En cambio yo me tengo que bancar que me muestren las cosas alevosamente mediocres que producen ellos sin decir nada. Si no fuese porque conozco dos o tres personas que crean todo el tiempo y tienen talento, tendría la teoría de que todos los pseudo artistas hiperquinéticos que estimulan a su entorno a ser máquinas creacionales hacen un arte flojo que apesta.
Related Posts with Thumbnails